El pleno de Cort avala de nuevo la reforma de Corea pese a que seguirá sin luz

El Pacte promete declarar el barrio zona de emergencia para intervenir en su mantenimiento

El casi medio millar de familias palmesanas que residen en Corea ganan en el pleno de Cort lo que pierden en el barrio. Propuestas de mejora, promesas de una reforma que nunca llega e iniciativas para un futuro mejor que, por ahora, no ven la luz más allá del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Palma que ayer aprobó por unanimidad otras dos mociones de PP y Ciudadanos, para que el Consistorio palmesano se ponga manos a la obra para rescatar una de las zonas más marginales del casco urbano de la capital balear.

Como afirmó en el pleno el portavoz vecinal, Víctor Blázquez, «es indignante que el gobierno municipal incumpla todas las actuaciones que se aprueban en el pleno durante estos dos años y medio de la legislatura». «Hemos visto el arbolado cayendo por las calles, vivimos con un solar municipal abandonado con un transformador abierto, convertido en un vertedero con hogueras que no dejan respirar por las noches, lleno de ratas con viviendas municipales tapiadas y con un estado de degradación que demuestra que la zona la han excluido de sus planes municipales y donde, sin previo aviso, cortaron el alumbrado público adosado a las fachadas de los edificios en agosto del año pasado y nos dejaron sin luz y así seguimos. Han hecho historia», sentenció Blázquez.

Un panorama desolador que puede comprobar a pie de calle cualquier palmesano que convierte en papel mojado las propuestas de pleno aprobadas y las promesas de buenaventura realizadas hasta ahora por el concejal de turno. Ayer hubo otra. En esta ocasión fue la concejala de distrito, Aurora Jhardi (Podemos), la que avanzó la intención municipal de declarar el barrio como zona de emergencia para poder intensificar las tareas de mantenimiento en los pasajes interiores privados del barrio.

«Confiamos en tener la fórmula jurídica necesaria sobre la mesa para poder intervenir de pleno en el barrio», aseguró Jhardi que recordó alguna de las actuaciones realizadas en la zona más allá de la intervención en materia de limpieza de la empresa municipal Emaya. «El año pasado ya aprobamos 300.000 euros para las comunidades de vecinos, que repetiremos este año y hay aprobada una partida especifica de 600.000 euros para la expropiación de una finca, derribo y urbanización del solar resultante».

Además se aprobaron sendas propuestas de Cs y PP. La primera insta al gobierno municipal a «incrementar la presencia policial, dotar de alumbrado público a toda la barriada, talar los árboles que se encuentran en grave riesgo de caída, incrementar la limpieza y proceder a la recogida de todos los trastos, muebles y electrodomésticos que se hallen abandonados y depositados en las vías de acceso público». Desde filas populares, el edil Fernando Rubio instó al Pacte a que «no sólo aprueben la propuesta, sino que esta vez no quede en un cajón».

___________________________

Fuente: El Mundo el dia de Baleares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *